7th Sense

"(...)me hacìa creer de la posesión de un sexteto de sentidos, no me daba cuenta que en realidad, la presunciòn de otra semana màs en puerta, de otra semana menos, nos plantaba en la cara a portazo limpio un nùmero tan perfecto y eclesiàstico como el colegio: he ahì, sin tenerlo en cuenta, el triste nacimiento del sèptimo sentido."

martes, febrero 5

Pedro y Manuel

Pedro y Manuel vivían todo desde una falsa nostalgia. Sentían como todo les había pasado por el costado, y no les molestaba hablar mucho acerca de eso. “El no pertenecer tiene sus detrimentos”, una especie de axioma. Todo lo percibían desde un virtual exilio de las cosas.
Pedro y Manuel habían pasado los cinco años posteriores al secundario devorando esas cosas que después considerarían ajenas; una enajenación que nada tenía que ver con derechos de propiedad intelectual.
De todas formas, no vivían esta cuestión con pesar. Habían aprendido a destilar la nostalgia de la tristeza, e incluso le buscaban la vuelta para encontrar algo de satisfacción en el proceso. Después de todo, ese deambular entre obras ajenas los había llevado a generar la voracidad como un hábito, más como ejercicio que como accidente. Habían sido absorbidos por el mismo agujero negro y se divertían pensándose como luminarias.
Pedro y Manuel eran como dos gotas de agua: distintos.
Pedro era un gran observador de la gente. Podía identificar fácilmente sus usos, costumbres, latiguillos y tendencias. Tenía la capacidad de citar casi textualmente frases que habían sido tiradas al pasar en conversaciones intrascendentes; se encontró más de una vez recordándole palabras olvidadas a quienes las habían pronunciado originalmente. Esto ocurría con frecuencia cuando conversaba con Manuel.
Manuel era impulsivo, inmediato y basaba su vida en la sucesión de micro-entusiasmos. Se daba por hecho cuando lograba contagiar a alguien, por breve que fuera el momento. Quería salpicar al mundo con lo que rebalsaba de él. La teoría del derrame aplicada a los estados de ánimo.
--------------------------------------------------------------------------

-        Me acuerdo cuando te agarró por identificar lugares de acuerdo a un color. Decías que Lisboa era amarillo, que Luján también, que Tucumán era rojo y Haedo azul. Pero siempre volvías al amarillo.
-        Sí, igual ya se me pasó. Seguro lo habremos hablado en otoño. Todo es amarillo en otoño, todo es lindo cuando es otoño y es amarillo.
-        En realidad fue esa tarde antes del cumpleaños de Juana, así que no, nada de otoño. Pero era otoño en Portugal, así que si querés cuenta.
-        Cuenta. ¿Tenés algo que hacer? Están dando esa película nueva de un director turco del que nos había gustado la película anterior. Ésta creo que es sobre climas y separaciones, algo así, ¿sabés cual te digo? Entre que estoy copado con las estaciones y que la crítica me pareció buena…
-        No, estoy libre hoy, vayamos. Y sí, se llama “Climas”, de hecho. Vos seguí creyéndole a las reseñas de Rolling Stone, que tu espíritu crítico se parece cada vez más al queso mardelplata que está en la heladera, y no sé si lo digo más por los agujeros o por lo putrefacto.
-        ¡Linda referencia tenés de mí, eh! Por lo menos te saco de esa modorra. ¿Cómo se llamaba el director? ¿Era turco, no?
-        Creo que Nuri Ceylán, no estoy seguro. No se puede llamar como un país.
Dijo y se acordó de Juan Pablo Francia, que siendo cordobés jugaba al fútbol en Francia hasta que un día se cansó y se volvió a tomar Fernet con sus amigos de Río Cuarto.
Pedro se quedó pensando en el exilio; Manuel en que tenía que sacar las entradas. Pedro imaginó al director turco jugando al fútbol en Córdoba, al futbolista cordobés filmando en Turquía y a Francia en Francia y se dio cuenta que necesitaba dormir; Manuel buscó la campera con regocijo, enamorado del frío que hacía en Buenos Aires ese invierno y se maldijo una vez por no tener billetera. Pensar eso lo hizo sentir viejo. Pedro entrecerró los ojos para intentar dormir y se hundió otra vez pensando en el exilio: incluso en el suyo. Pensó, sobre todo, en el exilio como noción añeja, en como mutó, yendo de los míticos exilios de siglos lejanos a estos que ya no son más que nomadismos: más salir y menos escaparse. Manuel cruzó la puerta, cerró sin llave, salió. Pedro se quedó dormido.
--------------------------------------------------------------------------

Soñó con Turquía. Sabía poco y nada de Turquía, pero el inconsciente mantuvo la extraña composición silábica del nombre del director turco. Recordó cómo esa extraña lengua le había parecido
un puente que conectaba las lenguas latinas con las árabes. En el sueño no recordó si la capital occidental era Ankara y la oriental Estambul o viceversa. Se preguntó cuál sería el clima actual en Turquía, y recordó la nieve de Pamuk.

jueves, junio 14

Detalles de los ultimos dias

Famosos o algo asi que vi en las ultimas semanas: 4
Vivos: 2
Fallecidos: 2
 
Vivos, a saber:
* http://en.wikipedia.org/wiki/Sendhil_Ramamurthy el que hace de hindu en Heroes, la serie yanqui. Hay una foto que a mi me saca una sonrisa y a Ivan le avergonzo tener que sacarla. Viaje con el de Londres a Paris en un vuelo de Low Cost, vean cuanta humildad -la de ambos, che.
* http://en.wikipedia.org/wiki/Ra%C3%AD el otrora numero 10 del Sao Paulo de Brazil, el de la epoca que fue multicampeon dirigido por Tele Santana. Estabamos esperando un bus de esos en Londres cuando lo vimos pasar en bicicleta por la Bayswater Road. No hubo lugar a dudas dado que yo estaba con el francesito este que era hincha del PSG, otro club donde brillo el brasilero en cuestion que es hermano de otro ex-crack llamado Socrates (nada que ver con el filosofo, claro esta)
 
Muertos, a saber:
* http://en.wikipedia.org/wiki/Cleopatra la reina del Nilo, como bien supiese entonar Fabi Cantilo (?). En el museo de Historia de Londres (aquel en el que tienen el Partenon, estos iggies ladronzuelos). Tambien saque foto, pero no es lo mismo, nunca supe si sonreia como el hindu o no.
 
* http://en.wikipedia.org/wiki/Julio_Cortazar El Gran Julio Florencio Cortazar. En el cementerio de Montmartre, enterrado con su ultima esposa, Carol Dunlop. Me costo muchisimo encontrar su tumba y, para colmo, en algun momento Poe le hizo un guiño complice y los cuervos empezaron a volar sobre mi cabeza. Llegue y suspire, y senti que cumpli con el, en algun pacto necrologico que poco sentido parece tener, pero que tan hondo calo en mi.

Dias 22/25 - Roma (Mas Sezze que Roma, en realidad)

    Llegamos a Roma desde Paris, habiendonos despedido de las chicas (no lo dije antes, pero compartimos toda la semana de Paris con ellas) a las 05 AM. Si la despedida de Berlin dolio, esta de Paris nos dejo un agujero en el pecho a cada uno.
    Llegamos a Roma a las 11.00, extenuados por otro vuelo mas, estos que parecen infinito no tanto en duracion como en cantidad. Aun nos queda uno de Milan a Barcelona y el del regreso a las Pampas y no queremos saber nada. Al llegar a Roma pude por fin disponer de algun rato en internet para ver el ole y alguna que otra cosa sobre el campeonato de San Lorenzo. Les parecera ridiculo que hable de esto desde Roma, pero tengan en cuenta que en mis 24 años lo vi salir campeon solo 3 veces, y un tercio -periodico- de esa cantidad sucedio desde tierras europeos, no pudiendo yo contaminarme con toda esa informacion que tanto rompe las bolas, sea cual fuere el club a consagrarse -espero no sea Boca la semana que viene una confirmacion de esto.
    Llegamos a Roma ciudad y no teniamos idea de como llegar a Sezze, la localidad de unos parientes lejanos donde nos quedariamos. Solo sabiamos que estabamos a 45 minutos aproximadamente y que el ultimo tren salia a eso de las 18. Entre medio de esas horas habiamos dado una vuelta importante por la ciudad, con la mochila a cuestas, adelgazando probablemente 2 kilos cada uno -sepanlo, Ivan esta desapareciendo y yo estoy en 66 kilos, mi peso mas bajo en 4 años- del calor que nos azoto, el mismo que lo haria los dias subsiguientes. Luego de yirar y yirar -para recuperar un poco de peso, yo me comi dos bigmac, como premio a la promesa cumplida de no comer ni un solo dia de paris en locales de fast food- llegamos a Sezze a eso de las 19 horas. Nos enteramos que la casa que visitariamos estaba -Sezze queda en zona montañosa, en las afueras de Roma- unos 300 metros arriba, y que no quedaban buses que nos acercaran, salvo uno que se aproximaba a unos dos kilometros, en subida y con las mochilas. A todo esto, yo no me habia podido comunicar con mis parientes, por lo cual al margen de no tener idea donde quedaba la casa, ni como llegar, estaba este detalle de no saber si estarian. De cualquier manera nos tomamos la corriere en cuestion y paso lo de siempre. Hablar en tono argentino en los transportes publicos, muy jocosos y audibles los dos, haciendo competencia a la bravuconeria italiana. Y esto provoco que una monja se diera vuelta y empezara a hablarnos. Era de San Juan y nos empezo a hablar de su congregacion. Cuando nos pregunto que haciamos (que carajo haciamos, hubiese querido preguntar seguramente, en medio de ese pueblo, en medio de la nada, en medio del Lazio) y le comentamos acerca de estos parientes nos interrumpio al grito de "Uds van de Paolina y Chiche?". Cabe aclarar que no le habiamos mencionado el nombre, pero el alto Sezze ya sabia de la presencia de los argentinos venideros. Apenas atisbe a decir "que casualidad" cuando volvio a interrumpirme, para corregir esta vez: "Providencia del Señor"
    Llegamos a Roma con una idea previa. Caro, nuestra gran amiga Caro estuvo con su flia europea aprox en el 2005 -non riccordo ancora- y las chicas al principio de su viaje, unos meses atras, con toda la parentela Trebisacce. La idea previa en cuestion era que los parientes italianos estarian constantemente encima nuestro, y dependiendo de la intensidad y nuestra tolerancia, esto podia ser de sumamente agradable a extremadamente insoportable. No le pifiaron las chicas en su diagnostico, pero en nuestro caso, nuestra conclusion es positiva por donde se la mire. Desde un reordenamiento alimenticio hasta cariño en cantidades industriales, pasando por descubrir que tenemos un primo -o algo asi- increiblemente copado y lleno de inquietudes, viviendo en medio del pais de Sezze, en medio de la provincia de Latina, en medio de la Region del Lazio, en medio de L'Italia. Ivan (acentuado por ellos asi, Ivan) y yo tuvimos oportunidad de pasear un poco por Roma, y nos encanto. Vimos un par de esas cosas obligatorias de un primer viaje y nos parecio una ciudad bellllisima, pero nuestro paso por aca fue signado por Sezze y por la estancia en la nostra famiglia. Nuestra, porque asi como yo adopte a Fede como un primo mas, Ivan paso a ser un hermano mio para ellos, un hijo mas de Marta y Gianni, uno mas agregado a las promesas de volver a vernos todos juntos, como buena familia italiana que se precie de tal. Poco importa que los apellidos sean alemanes, judios o vasco-franceses. Feifer, Altman y Gamazo son al menos al momento de escribir este mail, apellidos italianos.
Pucha, me puse sentimental.
En fin, ahora estamos haciendo tiempo. Esta noche salimos para Venezia. Mañana veo a PEARL JAM en Venezia y estoy mas que ansioso.
Extraño Buenos Aires, se los dije.
 
Besos a todos!
 
Luciano

Dias 15/21 - Paris

Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris - Paris
 
La mejor semana de mi vida.
Aquellos que me conocen -la mayoria de los destinatarios, supongo-, me saben algo exagerado. Pero tambien sepan que fui muy feliz durante una semana, que no me alcanzarian las palabras para describirla, que practicamente no he escrito una sola silaba -pero me acuerdo cada dia con detalle. Si Berlin me sorprendio por las pocas expectativas con las que fui, Paris lo hizo cumpliendo con las que vine y superandolas ampliamente.

Dia 14 - Londres

Estoy vivo, gracias por las preocupaciones que se han tomado. Como estaba previsto, en algun momento las prioridades iban a rotar y escaparse a los cyber era mas complicado, ya sea por el costo o por la falta de tiempo. Una vez que se corto la rutina fue dificilisimo retomar. Pero estoy vivo y voy a intentar ponerlos minimamente al dia.
 
Este dia 14 fue el 03/06, hace ya mucho. Segun mi diario, fue el ultimo dia en Londres y cayo domingo. Para hacer valer el dia que historicamente ha sido de descanso, decidimos eso: tener un descanso y tomarnos vacaciones para descansar de las vacaciones que veniamos teniendo. Esto se traduce en que estuvimos toda la tarde leyendo, tomando mate y escuchando musica en el Hyde Park, esta ves sin ardillas. Nos pusimos nostalgicos y en lugar de tanta musica gringa, quisimos deleitarnos con Catupecu, y fue una gran decision, dado que se nos pianto un lagrimon como si fuesemos un par de exiliados escuchando Piazzolla.
De este dia poco escrito tengo y apenas si recuerdo que finalice el dia con las derrotas de Boca y Estudiantes a manos de Colon y Racing, respectivamente. Me fui a acostar calculando que (no) veria campeon a San Lorenzo estando en Paris. Poco mas que eso, lo cual es una analogia de nuestro paso por Londres, que no nos hizo perder el sueño ni mucho menos.

domingo, junio 3

Dia 13 - Londres

El sabado nos levantamos temprano y otra vez desayunamos a lo grande.
Luego nos fuimos con el frances este Vincent a sacar el pasaje en colectivo, el diario, del que tanto provecho sacariamos.
EL primer bondi fue el que nos dejo cerca de Oxford Circus. De ahi, a la National Gallery, frente a la Trafalgar Square.
Estuvimos un rato largo y pudimos ver cuadros de Leonardo Da Vinci, Rafael, Michelangelo (faltaron de Donatello, che). Tambien de Boticcelli, de Velazquez. De Caravaggio, Caroli, vimos de Caravaggio! Yo no se nada de nada de nada de arte, pero estuvo muy bueno, como el que habiamos visto el dia anterior, en Tate. El viaje en si sirve para aprender mucho. Puede que sea un poco desgastante andar de museo en museo, puede que hasta robe tiempo para interactuar con las personas de cada lugar, pero realmente vale la pena. De hecho, seguimos en ese plan al visitar mas tarde otro museo, el de Historia en este caso.
Pero me estaria salteando parte de la tarde. Luego del museo, fuimos a almorzar. Otra vez uno de esos supermercados con cosas baratas, en este caso fue uno especializado en productos organicos.
Sali de ahi adentro con un sanguche de Huevo y Tocino -organicos, eh- y un paquete importante de frutillas. Accidenatlmente, compre Cherry Coke, que es lo mas asqueroso que probe en mucho tiempo. Tiene el gusto a esos caramelos de cereza que se venden en la maquina de telmark, no se si son stani o arcor, ese paquete cuadradito tan desagradable.
Como estabamos caminando por el Soho londinense (igual que el palermitano, extremadamente cool e igual de queer), nos tiramos a comer al solcito, en el pasto (los londinenses tienen el mejor pasto del mundo, no es extragna entonces la presencia de Wimbledon por estos lares) en la Soho square. La placita, bah.
Luego de eso, Vincent se abrio de la jornada. Iv y yo seguimos por calles angostita hasta que dimos con una tienda de discos antiguos y/o usados. Poder tener en mis manos vinilos originales de los Smiths, los Clash, Joy Division, y muchos, muchisimos mas justifico mi paso por Inglaterra. Trate de encontrar alguna edicion especial de Radiohead, sin exito.
De ahi a otra tienda de discos, pero moderna. Ahi pude tener en mis manos discos actuales, de esos que no nos llegan alla, que raramente se editan. Pude palpar Arcade Fire, Interpol (tambien en vinilos!) y varias mas, muy tentado de hacer uso y abuso de mi tarjeta de credito. Recapacite y la guarde, con mi alma desgarrada y los discos en sus respectivas bateas. Supongo que Arcade Fire explotara de un momento a otro y editaran por alla. Interpol quizas este editado y simplemente yo nunca los haya visto por aquellos lares.
Se me esta por cortar internet y no me queda ni una libra en el bolsillo, literalmente. Asi que mando hasta aqui. Les debo el final del sabado y todo el domingo.
Un abrazo dominical de alguien que extragna bastante la idiosincracia argentina -hoy me di cuenta de eso, y uds no se daran una idea de cuanto.

viernes, junio 1

Dias 11 y 12 - Londres


"The ice age is coming, the sun's zooming in
Meltdown expected, the wheat is growing thin
Engines stop running, but I have no fear
Cause London is burning and I, I live by the river"

The Clash - London Calling - 1979

Bueno, no exactamente by the river, pero si a pasitos del Hyde Park, a unas cuadras de Abbey Road, cerca de Earls Court, a unos kilometros del Astoria, a menos del Royal Albert Hall, cerca del puente Vauxhall (and I).
En Londres se respira rock, y eso se nota. Y algo de eso, claro, vine a buscar. Husmeo en una tienda de revistas viejas, ejemplares acordes a la tienda, numeros olvidadisimos y llenos de polvo de NME, Mojo y Q, en las cuales aparecen entrevistas a Thom Yorke como nuestra Rolling le hace a Calamaro, ejem.

Partimos de Budapest el jueves por la magnana, yo antes que suene el despertador, mitad por la pesadilla recurrente de perder el avion en Ezeiza, el que me trajo a Madrid y mitad por el dolor en la ugna del pie derecho -sobre la cual tengo novedades positivas, a no alarmarse-. Nos despedimos de P&P, y yo supuse que los volveria a ver, no se porque. Viajamos al aeropuerto. Yo devolvi 1000 forints (4 euros) a un tipo al que se les habian caido, y despues Ivan maldijo brevemente mi honestidad. Seguramente, mi honestidad habra desayunado esa magnana, no asi Ivan y yo y de ahi el reproche, asumo.
Pero la vida me compenso, y esta vez Easy Jet se porto de lujo, no hubo retrasos de ninguna indole -de hecho, nos tuvieron que llamar por los altoparlantes, cosa que en hungaro no suena nada fiable. Es mas, hasta la parejita de viejos mque viajo al lado mio me convido un chocolate que me hizo arrepentir de no haber probado antes el chocolate hungaro.

Llegamos a Londres a las 13.30 aprox. Nos habian advertido un centenar de preguntas que efectivamente llego, pero afortunadamente yo parecia bastante tranquilo, le contestaba con una serenidad proporcional a los litros de agua que en ese momento sudaban mis manos. No termino siendo dificil, asi que la primer gran advertencia de Londres habia sido correcta, pero pasada exitosamente (aunque las advertencias no se pasan, pero bueh).
Tomamos el micrito que habiamos reservado. Luton es mas lejos que Ezeiza, el viaje i/v Luton / London City nos dolio 11.50 en libras esterlinas. Las lejanias de los aeropuertos, los retrasos en los vuelos y algun que otro factor fisico, nos aseguran que si hay un proximo viaje a Europa, lo haremos en tren. Se aprende de los viajes, segnores.

Dado que caimos sin mapa, nos bajamos mal. Sabiamos que el hostel se llamaba Hyde Park Inn, pero el Hyde Park es inmenso y nosotros nos bajamos *exactamente* en el lado opuesto. Caminamos muchisimo, con mucho calor, con las mochilas en nuestras espaldas. El camino valio la pena solo por el hecho de que varias ardillas se nos cruzaron en el camino. Todas se iban como venian, al ver que no teniamos para darle ni un puto mani.

Cuestion que fusilados, hicimos el check in y a las 16.00 ya estabamos en nuestra pieza. Ya aprendimos que el dia del vuelo es, casi, un dia perdido, asi que desistimos de excursiones lejanas; acomodamos nuestras cosas y recorrimos la zona (Bayswater, al norte del Hyde Park). Muy linda zona, con una calle que recuerda a Once pero en proporciones sumamente menores, y que rodeada de semejantes edificios, tan lindos e ingleses ellos, parece hasta desapercibida. No para nosotros, ya que seria desde entonces nuestro punto de partida para todo.

La segunda advertencia con respecto a Londres se remitia a lo caro que es. No hubo una persona que no se rasgara las vestiduras al enterarse de nuestro paso por aqui. Pensar que es caro ante nuestros ojos argentinos, es obvio decirlo. Pensar, si, con la divisa europea en mente, con 10 dias de viaje (20 para ivan) en nuestros hombros nos permitio desmitificar el asunto. En esta calle que inunda esta zona casi residencial, hay unos supermercados Tesco que tienen comida muy barata. Londres si, es cara, tiene productos caros como todas las ciudades europeas, pero vas a encontrar miles de negocios con descuentos importantes, con precios por cantidad y con cosas baratas tambien. Ivan, por caso, comio por 82 peniques, y le alcanzo para otra comida. Yo soy un poco mas cerdo y mas vago, y asi y todo no me pase del 1.82. (Mas temprano habia tenido un desquite, una deuda personal, que era probar el fuckin yanqui KFC).

Por la noche, cansados del trajinar, despues de cenar tuvimos nuestras cervezas, en esas veredas con escaleras y sotanos que se dejan ver en peliculas con escenarios londinense. Al tomar la segunda cerveza, los dos la sentimos mal. Habia algun problema que nuestro paladar percibia. Claro, estaba fria. Un error que nuestro europeizado paladar (?) no dejo pasar. Iv se fue a dormir, yo me quede un rato en las pcs, desde donde les mande el mail ese en el que me acababa de enterar de que mi sobrina era eso, sobrina y no sobrino. Pude hablar con July y la felicite una vez mas, como si estos 4 meses no lo hubiese hecho. Me fui a dormir 2 am, muy contento.

Hoy empezaba junio, empezaba el primer dia completo en Londres. Aprovechando que el hostel incluida desayuno, no pensabamos sino abusar de su condicion de continental, que solo quedo en la publicidad web. Fueron tostadas con mermelada, que devoramos en cantidades industriales (Ivan esta comiendo mas que yo y lo desconozco).
Hicimos cambio de pieza, del cual salimos favorecidos, dado que esta es mas amplia y no tendremos que cruzarnos con la chica francesa, esa que me respondio "Yes, because of you" cuando yo le pregunte amablemente "You had a hard night, didnt you?"

Luego de eso, una caminata de aproximadamente, 17 kilometros (es caro el transporte en londres, y pese a mi dolorida ugna, a ambos nos gusto la opcion de conocer la ciudad a pie).
Hyde Park / Buckingham Palace / Queens Park / TATE Britain (un museo de la concha de la lora, para resumir en esta version corta que les vengo entregando) / Abadia de Westminter / Parlamento / Big Ben (Una cagadita!) / Ojo de Londres y vuelta a casa en el mismo medio. Muchas, muchisimas fotos. Mi pie seguia doliendo horrorosamente, no veia la hora de llegar. Llegamos aprox a las 18, desde ahi les mande el ultimo mail de budapestm y luego al hostel. Tome coraje, hice palanca, y arranque el pedazo de no-se-si-es-carne-pellejo-o-ugna que me estaba molestando. Parece que la cosa esta mucho mejor, a decir verdad. Despues vi el Brazil-England rodeado de cervezas e ingleses. A metros de aqui hay una casa de apuestas, la famosa william hill. Casi pongo las 10 libras que me quedaban al empate, le dije a Ivan y finalmente no me anime, lo cual fue un error.

*Breve interrupcion: me conecte a esta hora para seguir online el partido de San Lorenzo, y Argentinos acaba de hacer un gol y Rodrigo me lo dijo y la concha de la lora puta*


Termine de ver el partido, ya habia cenado y bebido, nos quedamos hablando con un frances muy copado, muy buena onda en serio, con el que compartimos pieza y al que invitamos magnana a que se nos una a la travesia que nos espera. Vincent, su nombre. Seguimos tomando mate, yo me bagne, hace una semana que me olvide de comprar champu, asi que esto se esta poniendo espeso, literalmente. Ivan dormitaba cuando yo baje a la recepcion. Escribi mi diario, segui mateando solo, y me vine para aca a ver como iba el partido. Faltan 10 minutos para que se me cierre la sesion y casi al mismo tiempo, termine el partido.

Magnana el dia sera largo, pero decidimos sacar un abono para el colectivo que sirve para todo el dia.
Yo cada vez estoy mas corto de palabras y de dinero, y no se que me preocupa mas.

Besos

Lulo

PD: Algunos ingleses, quizas la mayoria, son muy asquerosos. No da generalizar, pero estamos hablando de un gran porcentaje.
PD2: Despues de Alemania y Hungria, hablando en ingles me siento como en Munilla y Arrecifes, en Castelar. Esto es grandioso, puedo leer las instrucciones, las publicidades, los boletos, todo!!!

Dia 10 - Budapest

Finales de las aventuras en budapest.
Afortunadamente, el ultimo dia justifico ampliamente la estadia en la ciudad. Dada la escasez de tiempo con la que cuento -escasez en libra esterlina a 6,25 pesos cada una- este dia, miercoles 30/05 va a ser casi una transcripcion de mi diario de viaje (que no es el mismo que leen uds, y que tambien se atrasa, como el de uds), lo cual hara mas breves las cosas.
Todo arranco distinto, nos fuimos temprano, pero de otro humor; mas preparados y con mejor animo. Terminaria siendo el mejor dia en Budapest, e incluso yo estaba inspiradisimo con el mapa (cosa que no habia sucedido en berlin, por caso). Phil nos recomendo varias cosas y nosotros arrancamos cumpliendo: el mejor cafe expresso de Hungria, acompagnado por los mejores croissants y atendidos exquisitamente por Szuzie *lease yuyi*. Caminamos luego hasta el famoso mercado (Rafa termino teniendo a la distancia tanta influencia como Phil), un gigantesco mercado de pulgas con mucho olor a comida y las chucherias apropiadas, esos souvenirs que quedan tirados sobre los estantes, con gusto a nada. Asi que para llevar de ese mercado algo con gusto a nada, preferi comer pescado con papas fritas que si tenian gusto y eran deliciosos. Ivan probaria el Strudel, un pequegno consejo judio mio. Pidio uno dulce, como de frutos rojos y dijo que era lo mas extragno que habia comido en su vida (puedo estar exagerando, pero era algo asi).
Cruzamos por segunda vez a Buda en todo el viaje, una incursion breve pero valedera: trepamos a la Citadella, una especie de fortificacion a 235 metros de altura. No fue algo recomendable para mi dedo gordo (por cierto, alguien tiene algun podologo online para recomendar. sacando el chiste, esto me esta preocupando, y por mas que lo cure y lo mantenga limpito, la cosa esa encarnada ahi se esta poniendo fea. No te preocupes ma, de alguna manera me voy arreglar. Pero fuera de joda, acepto consejos), pero merecio la pena. Saque unas panoramicas increibles, de varios de los puentes que tiene esta (ahora si, lo digo) bonita ciudad.
Bajamos apresurados: nos habia llamado Paul, el irlandes, recien llegado a la ciudad, directo desde Dublin. Pudimos conocerlo en un cafe, tambien conto anecdotas divertidas (que por cierto deberia anotarlas en algun lugar, dado que estaria nombrando alguna si tan solo las recordara) y tambien nos cayo simpatico. Luego del cafe, iriamos a otro de los lugares recomendados por Phil, quien se autodefiniera la noche anterior como un night recommender. Aparentemente, la tiene mas clara con los cafes, pub y bares que con la parte historica de la ciudad.
Antes de eso, nos separariamos brevemente. Veo que las influencias judaicas en Iv hiciero nestragos, porque esta vez sin mi influencia, se metio el solito en un minimarket kosher, y tuvo un almuerzo un poco mas abundante que el pedacito de strudel. Tambien tuvo oportunidad de comerse su cuchara, en este caso era pan acompagnando tambien una ensalada.
Fuimos al bar en cuestion, Szimpla Kert, y resulto logico que fuese recomendable. No se si nuestro animo se elevo tan alto, pero ya sentiamos como disfrutabamos cada paso de ese dia, quizas solo se dio porque sabiamos que nos estabamos yendo al dia siguiete. Buscando excusas o no, nos habiamos empezado a encarignar con Budapest (bah, con Pest podria decirse, en Buda apenas si respiramos).
Caminamos un poco mas y luego caimos a las 8 en el depto. Por primera vez, estabamos los 4. Phil, Paul, Ringo y Yon. Les pase musica argentina, como no hacia mucho bulto lo que yo recomendaba de nuestras tierras, rellene con algo de Uruguay y de Colombia; cuestion que Phil quedo chocho. Seguimos de cervezas, y la noche, la ultima noche alli, cerro aun mejor.
Fuimos a la inauguracion de un bar, cerca de la avenida Andrissy. Es curioso, pienso que alguna vez pueda vovler a Budapest, volver a ese bar, y saber que estuve en esa primer noche.
Esa primer noche, ademas de P&P, estaban sus amigas. Habremos estado dos horas, que alcanzaron para que me guste mucho una de las amigas. Quizas solo lo haga para engrosar la lista de despedidas en este viaje, pero la verdad que me cayo muy bien.
Al margen de eso, me quedan 3 minutos y voy a liquidar esto. Esa noche dormimos contentos, la pasamos bien y ahora ya estamos entrando en nuestra segunda noche en londres y nada les he contado, pero estoy maravillado. Esta noche juegan Inglaterra y Brasil aca en Wembley, y vere el partido queriendo que ambos pierdan.
 
Besos a todos
 
Lulo

jueves, mayo 31

Dias 09 - Budapest

Uff, cuesta el ponerse al dia, sres. Lo que son 48 horas de rutina podrian narrarse quizas facilmente; pero 48 horas, narradas en 15 minutos, a razon de media libra por dicho lapso, provoca que uno saltee inevitablemente cosas, lo cual es un pecado. Las 48 horas que vivimos con Iv en Budapest entre el martes y el miercoles fueron, ante todo intensas. Intentare resumir en breves comentarios, pese al consejo de Rafa, que me pidio un mayor enfasis en los highlights.
El martes dejamos el hostel y partimos rumbo a Eotvos Utca, que quedaba afortunadamente cerca. Ahi nos esperaba Phil, un canadiense que nos albergaria gratis, una vez mas gracias al hospitality club. Yo habia hablado con su compagnero de depto, Paul, irlandes el. Lo habia llamado desde buenos aires, dando vueltas alrededor de la pileta rignon de fibra de vidrio, como suelo hacer cada vez que puedo. Paul no estaria en su depto esos dias, pero llamo desde Dublin, Irlanda a su compagnero en Budapest diciendo *hey, this guy just called from argentina, they must diserve a couch* (Phil, el pibe llamo desde Argentina, al menos se merecen un sillon). No vamos a juzgar el grado de hospitalidad, el cual fue gigante en todo momento. Phil contaba sus experiencias como viajero, y eran increibles. Sin embargo, desde que dejamos las mochilas en el depto, algo paso. Phil y Paul son de canada e irlanda, respectivamente, y viven con sus buenos salarios occidentales en europa del este. Al dejar las mochilas, Phil nos invito a almorzar a un lugar barato. Dado que es nuestra premisa principal, accedimos. Comi hindu por vez primera y eso no es objecion, dado que estaba delicioso e Iv consiguio su opcion vegana. De los supuestos 200 forints por cabeza que gastariamos (unos 0.80 euros) se fue a unos 1750 (7 euros). La idea de hospedarse gratis, mas alla de permitirnos contactarnos con lugaregnos (no fue este el caso, pero casi) era tambien un pequegno relajo monetario, de esos que tan bien nos vienen. Digerimos ese almuerzo, esa cuenta, masticandola con un poquito de bronca por la tarde. No demasiada, pero bronca al fin. Cada vez que nos engranabamos un poquito al respecto -es que estamos medio ajustados, a decir verdad- pensabamos *bueno, estamos en Budapest* y agradeciamos. Seguiamos complicados con el idioma, claro. Seguiamos sin saber a donde ir. Yo estaba con esas casi anginas avanzadas y el dedo gordo del pie derecho un tanto complicado. (Se pensaron que eran solo cronicas agradables estas?). Estabamos sucios, cansados, la tarde habia pasado casi en vano, no sabiamos que carajo iba a ser de nuestras vida en londres y ni siquiera podiamos ir a abrigarnos o a lavarnos al depto, dado que hasta ese momento solo funcionaba como deposito de mochilas. Phil casi nos obligo a portar un celular y estabamos presos afuera del depto, nada de llaves como en lo de Elisa. El nos llamaria a la hora en que podriamos pasar por alli.
Nos llamo a eso de las 8 para ir a un restoran de alguna otra etnia, donde tocaba alguna banda propia de dicha etnia. Nos costo decir que no, pero no quisimos decir los motivos por telefono. Comimos en la calle en una situacion bastante desesperada, y el dia seguia poniendose un poquitito peor. El cuadro era el habitual, riendonos a carcajadas, pero no puedo describir los raptos de angustia que sentimos esa tarde noche en budapest. Esa tarde noche descubrimos que podiamos comer nuestras cucharas. Yo use una milanesa de un super (cada tanto algun hungaro nos trataba como el orto, por cierto) para levantar una ensalada, e ivan uso un pedazo de queso para los mismos fines. Hay fotos de un serenito devorado a lo troglodita, quizas puedan verlas pronto.
Pedimos por favor y por telefono entrar al depto. Aclaramos que no podriamos seguir su ritmo y todo fue mas facil a partir de esa noche. No dijimos nada del no poder entrar y salir, porque en efecto no es un hostel y Phil estaba laburando. Pero quedo claro que estabamos en plan pobreton. Esa misma noche todo repunto en un bar super pintoresco, con una amiga de Phil entre los presentes. Encaramos la noche mucho mas relajados, y continuo en el depto, con tragos tan etnicos como las invitaciones de los respectivos restoranes. Los tipos han viajado y se nota.
Iba a escribir el dia 10 tambien, but im running out of minutes. El 10 fue en budapest y hoy mismo acaba de terminar el dia 11, ya en Londres. Magnana, espero, me pongo al dia.

VOY A SER TIO DE UNA NENA!!!
RENATA!!!


BESOS!!!

lunes, mayo 28

Dia 08 - Budapest

Anoche nos acostamos a la 01 AM, temprano y tranqui, acorde al animo que veniamos llevando. Nos levantamos a las 10 (Ivan a las 08.30, creo) y enseguida salimos a recorrer la ciudad. Fuimos a la isla que esta en el Danubio, que nos habian recomendado al llegar. Caminamos un poco, esquivando a los trotadores y a la dictadura europea de los conductores de bicicleta.
Cruzamos al lado de Buda, en estado famelico. Llegamos al siguiente puente y recien ahi pudimos almorzar, en una plaza cuyo nombre voy a omitir, algo que seguro sucedera durante toda la estadia en Hungria. Se habla muy poco ingles, castellano muchisimo menos. Y el hungaro... es un idioma imposible. Yo no se quien de uds me podra desasnar, pero las palabras, a nivel etimologico, suenan super latinas, y sin embargo en nada se parecen al italiano, castellano o portugues. Por mas vueltas que le demos, esta jodido. Para colmo caimos un domingo, y hoy lunes fue feriado, por lo cual hace dos dias que estamos en una ciudad muy antigua, muy grande, y muy vacia.
Despues de almorzar, seguimos con la caminata del lado de Pest. Yo saque muchas fotos en todo el trayecto, pero dejan un gusto a poco ignorando el contenido, la historia del edificio en cuestion, etc. Hoy habian colgadas en todas las calles unas banderas gigantes de Hungria y de España; nunca supimos si tenia que ver algo con el feriado o no.
Llegamos al hostel a las 16 horas, aproximadamente, agobiados por el calor y el trajinar. En cuanto metimos un paso adentro, se largo a llover, lo cual aplaco considerablemente el calor. En esos momentos calurosos, tuve tiempo para entrar un rato a msn y varios de uds me contaran de los 2 grados bajo cero que habia en BA. Uds me han dicho que envidian el viaje, pues bien, yo les envidio ese frio.
En la plaza habiamos estado leyendo -yo- y pintando -Iv-. Seguimos con las mismas practicas dentro del hostel, debido a la lluvia que parece perseguirnos por cada ciudad en la que estemos. En estos momentos chateo con Ceci y le comento acerca de las anginas que creo estar incubando en mi garganta. Puede que tanta lluvia sea la causa.
Poco mas que contar del resto del dia. Desde nuestra llegada a Budapest, la cerveza constante se volvio mate. Litros y litors, y llenos de yanquis preguntando que carajo es eso que tomamos y porque lo tomamos. En actitud evangelizadora, tratamos de explicar lo tradicional y demas bondades de nuestro de repente tan compañero. Las reservas de yerba se estan agotando, eso seria un problema en Budapest, donde todo parece mas complicado. Yo sigo leyendo *El Pasado* de Pauls y hablan de una separacion, y me retrotrae un poco a Buenos Aires, a mi parte mas nostalgica. Bonito libro elegi para traerme.
Que mas contar? Pude ver los goles de San Lorenzo en youtube, al fin internet tiene sentido alguno!
Por la noche cenamos, tomamos alguna birra, pero nada en demasia (tambien esta muy barata por aqui, veran. de hecho Budapest es barata en todas sus dimensiones y categorias). Y luego a dormir. Ivan en la habitacion, yo en una comoda silla mecedora, donde espere dormitando hasta que se libere la maquina y pueda mandar este mail, chequear los vuestros y finalmente poder subir las primeras fotos, alojadas en http://www.flickr.com/photos/7thsense

Los mantengo al tanto, besos a todos.

Lulo